martes, 20 de abril de 2010

LA ANTIGÜEDAD / Hispania / ¡Oh, fábula del tiempo!


















Mármol de Paros./.Altura: 211 cm.
Itálica / Sevilla / 117 d.C.
Museo Arqueológico de Sevilla




¡Oh, fábula del tiempo!

_____________________________________________________________________________

Los bárbaros, (…), se reparten a la suerte las regiones de las provincias para habitarlas. Los vándalos y los suevos ocupan la Gallaecia, sita en la extremidad occidental del mar Océano; los alanos las provincias de Lusitania y Cartaginense y los vándalos, de sobrenombre silingos, se reparten en suertes la Bética. Los hispanos, que por ciudades y castillos habían sobrevivido a tales plagas, se someten a la servidumbre de los bárbaros que señoreaban las provincias...

Hidacio / Chronicon


Sierra Sur de Sevilla..
Estos de pan llevar campos ahora,
fueron un tiempo Itálica. Este llano
fue templo. Aquí a Teodosio, allí a Trajano
puso estatuas su patria vençedora.


En este çerco fueron Lamia y Flora
llama y admiraçión deel vulgo vano;
en este cerco el luchador profano
deel aplauso esperó la voz sonora.


¡Cómo feneçió todo, ay!; mas erguidas,
a pesar de fortuna y tiempo, vemos
estas y aquellas piedras combatidas.


Pues si vencen la edad y los estremos
deel mal, piedras calladas y sufridas,
suframos, Amarilis, y callemos.
A las Ruinas de Itálica, que ahora llaman Sevilla la Vieja, junto a las quales está su eredamiento mirarbueno / Soneto XXVI / Francisco de Medrano

Itálica / Cardo máximo..
Todo desapareció: cambió la suerte voces alegres en silencio mudo. Como escribe el poeta, Itálica representa la gran fábula del tiempo. Primer asentamiento romano como guarnición avanzada en el valle del Guadalquivir, los emperadores Trajano y Adriano hicieron de ella la cima del progreso y el lujo urbanos.












Mármol de Paros / Altura: 220 cm.........
Itálica ./.Sevilla ./. 117-138 d.C.........




Pero templos, termas, teatro, casas, jardines y césares murieron, dejando tan sólo entre sus calles destruidas y arcos destrozados, un murmullo triste: cayó Itálica, cayó Roma.












............ Retrato de Adriano

..Mármol pentélico / Altura: 82 cm...Itálica . / Sevilla ./ 135-140 .d.C...Museo . Arqueológico. de .Sevilla.....
_____________________________________________________________________________
Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora
campos de soledad, mustio collado,
fueron un tiempo Itálica famosa.

Aquí de Cipión la vencedora

colonia fue; por tierra derribado

yace el temido honor de la espantosa

muralla, y lastimosa

reliquia es solamente

de su invencible gente.

Sólo quedan memorias funerales

donde erraron ya sombras de alto ejemplo

este llano fue plaza, allí fue templo;

de todo apenas quedan las señales.

Del gimnasio y las termas regaladas

leves vuelas cenizas desdichadas;

las torres que desprecio al aire fueron

a su gran pesadumbre se rindieron.

Este despedazado anfiteatro,

impío honor de los dioses, cuya afrenta

pública el amarillo jaramago,

ya reducido a trágico teatro,

¡oh fábula del tiempo, representa

cuánta fue su grandeza y es su estrago!


¿Cómo en el cerco vago

de su desierta arena

el gran pueblo no suena?

¿Dónde, pues fieras hay, está, el desnudo

luchador? ¿Dónde está el atleta fuerte?

Todo desapareció, cambió la suerte

voces alegres en silencio mudo;

mas aun el tiempo da en estos despojos

espectáculos fieros a los ojos,

y miran tan confusos lo presente,

que voces de dolor el alma siente,

Aquí nació aquel rayo de la guerra,

gran padre de la patria, honor de España,

pío, felice, triunfador Trajano,

ante quien muda se postró la tierra

que ve del sol la cuna y la que baña

el mar, también vencido, gaditano.


Aquí de Elio Adriano,

de Teodosio divino,

de Silo peregrino,

rodaron de marfil y oro las cunas;

aquí, ya de laurel, ya de jazmines,

coronados los vieron los jardines,

que ahora son zarzales y lagunas.

La casa para el César fabricada

¡ay!, yace de lagartos vil morada;

casas, jardines, césares murieron,

y aun las piedras que de ellos se escribieron.


Fabio, si tú no lloras, pon atenta

la vista en luengas calles destruidas;

mira mármoles y arcos destrozados,

mira estatuas soberbias que violenta

Némesis derribó, yacer tendidas,

y ya en alto silencio sepultados

sus dueños celebrados.

Así a Troya figuro,

así a su antiguo muro,

y a ti, Roma, a quien queda el nombre apenas,

¡oh patria de los dioses y los reyes!

Y a ti, a quien no valieron justas leyes,

fábrica de Minerva, sabia Atenas,

emulación ayer de las edades,

hoy cenizas, hoy vastas soledades,

que no os respetó el hado, no la muerte,

¡ay!, ni por sabia a ti, ni a ti por fuerte.


Mas ¿para qué la mente se derrama

en buscar al dolor nuevo argumento?

Basta ejemplo menor, basta el presente,

que aún se ve el humo aquí, se ve la llama,

aun se oyen llantos hoy, hoy ronco acento;

tal genio o religión fuerza la mente

de la vecina gente,

que refiere admirada

que en la noche callada

una voz triste se oye que llorando,

"Cayó Itálica", dice, y lastimosa,

eco reclama "Itálica" en la hojosa

selva que se le opone, resonando

"Itálica", y el claro nombre oído

de Itálica, renuevan el gemido

mil sombras nobles de su gran ruina:

¡tanto aún la plebe a sentimiento inclina!


Esta corta piedad que, agradecido

huésped, a tus sagrados manes debo,

les do y consagro, Itálica famosa.

Tú, si llorosa don han admitido

las ingratas cenizas, de que llevo

dulce noticia asaz, si lastimosa,

permíteme, piadosa

usura a tierno llanto,

que vea el cuerpo santo

de Geroncio, tu mártir y prelado.

Muestra de su sepulcro algunas señas,

y cavaré con lágrimas las peñas

que ocultan su sarcófago sagrado;

pero mal pido el único consuelo

de todo el bien que airado quitó el cielo

Goza en las tuyas sus reliquias bellas

para envidia del mundo y sus estrellas.


Canción a las ruinas de Itálica /
Rodrigo Caro

_____________________________________________________________________________

Italica / Documental (I)
Italica / Documental (II)
Itálica / Documental (III)


Itálica es de cine
Ciudad de Itálica / Reconstrucción virtual


Domus de los Pájaros / Itálica / Reconstrución virtual
Domus (collegium) de la Exedra / Itálica / Reconstrucción virtual

Domus del Planetario / Itálica / Reconstrucción virtual

Acueducto / Itálica / Reconstrucción virtual

Castellum aquae / Itálica / Reconstrucción virtual

Termas Mayores / Reconstrucción virtual


Teatro / Itálica /Reconstrucción virtual
Traianeum / Itálica / Reconstrucción virtual

Anfiteatro / Itálica / Reconstrucción virtual


_____________________________________________________________________________

Venus adolescente de Itálica, yo he visto

(bajo tu pie desnudo el nácar irisado)

resucitar tu carne que aún no ofendía a Cristo

tu blanco muslo erecto, junto al delfín mojado.


Nacían de tu mármol brisas de litorales

y era tu tumba un eco de milenarias olas.

Verdes como tus rocas, los tritones joviales

hinchados sus carrillos, soplaban caracolas.


¿Presidiste algún quieto estanque o una rosa

dio rubor a tu vientre de íntima carne exacta?

(Y vi a los campesinos cómo te alzaban; Diosa...

sus manos sembradoras, en tu belleza intacta...)


¡Descabezada Dea!; porque no estás turbada

por el vil pensamiento, serás pura Norma.

Yo he encontrado, palpando tu dimensión sagrada

el Número de Oro, que eternizó tu forma.


Y miré sobre el resto del rizado cabello

el óvalo de nubes donde estuvo tu cara

los ojos, sin pupilas, sobre el truncado cuello

y una boca salina, de mármol de Carrara.


El mundo antiguo vive en ti; los agresivos

pechos con oleaje de túnicas, de Diana.

La danza en la pradera de los flautistas chivos

y los centauros jóvenes, bajo la azul mañana.


Te sueño en una fuente de mirtos y laureles

en el seno el reflejo del agua y sombras de hojas

sobre un mosaico alegre, de espigas y corceles,

y un Baco, de agrios pámpanos, en las melenas rojas.


Venus de Itálica /
Agustín de Foxá Torroba


_____________________________________________________________________________
Epílogo / Luna / Renée Fleming
........... José María Cano / 1997

_____________________________________________________________________________


........... .......... Descansen en Paz

8 comentarios :

La Dame Masquée dijo...

Monsieur, que gratos recuerdos de mis tiempos de estudiante me ha traido con esa cancion a las ruinas de Itaca, uno de esos lugares capaces de despertar una fascinacion inextinguible.
Y por fin he podido ver su entrada, tras mi infructuoso intento de hace unas horas! Ha merecido la pena la espera.

Feliz tarde, monsieur

Bisous

PACO HIDALGO dijo...

Que bueno estas impresiones o recuerdos de lo que fue la grandeza de Roma o del mundo clásico. Magnífico el poema de Rodrigo Caro; siempre lo pongo a mis alumnos cuando me los llevo a Itálica, pero no lo entienden. También me ha gustado el de Agustín de Foxá, que no lo conocía. Y muy buenas las imágenes de Itálica. Buena semana de feria, Jose. Un abrazo.

Jose dijo...

No sabéis cuánto lo siento, madame... Ya sabéis que a veces "lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible". Os pido disculpas por la parte que me toca. En cualquier caso, bien está lo que bien acaba. Me alegra haber contribuido a vuestro gozo. Como vengo diciendo de un tiempo a esta parte: objetivo cumplido... :)

Tened vos también una muy feliz velada.

Mil besos, mil...

Jose dijo...

Magnífico poema el de aquel polifacético utrerano, así es, Paco, o al menos así lo estimo yo también... Me imagino las caras que deben quedárseles a tus alumnos cuando se "enfrentan" al mismo. No sé si éstas cambiarán mucho cuando se lo explicas... Me temo lo peor, jejeje... Me alegra asimismo te haya gustado el de la Venus de Itálica de Foxá...

Que también tengas tú una muy gozosa semana de feria. A ver si somos capaces de sobrevivir, jejeje...

Un abrazo.

CarmenBéjar dijo...

Cantan los poetas la desaparición de un Imperio ymás que de un imperio, una civilización, una cultura, una manera de ver el mundo, expandida a macha martillo por todas las regiones de Europa. Y se abre entonces el caos, la duda, la incertidumbre. Por de pronto aparece el silencio documental, en un periodo muy apto para la fantasía oscura y la leyenda.

Así se inicia el tiempo del rey Arturo y de los caballeros de la tabla redonda, o de Conan el Bárbaro, jejej

Un saludo

Manuel dijo...

Hola José:
Me ha gustado mucho la reconstrucción virtual de la ciudad.
Los imperios nacen crecen se desarrollan y mueren. No pueden escapar a la ley de vida de todo quehacer humano.
Espero que no te hayas molestado con mi entrada pasada José realmente pienso que el intercambio de ideas lejos de dividir enriquece. No todos piensan de esa forma.

Saludos

Jose dijo...

Sí y no, que dirían los nativos del corner noroeste de nuestra querida Península, Carmen, jejeje... Efectivamente se desvaneció el Imperio, pero asímismo, como comprobaremos más adelante, no así su cultura, su herencia, que no sólo consiguió sobrevivir, sino que su eco ha llegado hasta nuestros días... A Dios gracias, añado yo... No hay más que mirar en derredor para darse cuenta... :)

Que tengas una muy feliz velada.

Besitos

Jose dijo...

Puedes estar tranquilo, Manuel. En cualquier caso, mi abuela diría que, de haber sido así, de haberme molestado, esto es, dos trabajos tendría, así es que...

No, hombre, gracias a Dios y a las libertades de las que gozamos en España eres libre de hablar en tu blog de lo que te apetezca, ¡faltaría más...! Intercambiar ideas es lo suyo, aunque sean erróneas y vayan contra la mismísima línea de flotación de la democracia -es bueno saber con qué bueyes aramos-, de esta democracia que tanto nos costó alcanzar a generaciones enteras españoles -sangre, esfuerzo, lagrimas y sudor, en palabras de Churchill- y sostener contra viento y marea a los que crecimos con ella, creyendo en ella, a quienes, con sus más y sus menos, la disfrutamos, a "los ignorantes españoles que tenemos en un altar la sacrosanta Transición"...

En fin, me alegra mucho que te haya gustado la entrada...

¡Hala, me voy pa'la feria, que pasan lista y ya llego tarde...! Me tomo un rebujito -con perdón de los puristas- a tu salud... :D

Que tengas una muy feliz velada. Buenas noches.

. . . . . Subir .