martes, 29 de septiembre de 2009

LA ANTIGÜEDAD / El mundo prerromano













Estela funeraria de Solana de las Cabañas

Período geométrico / Pizarra micácea / 130 x 65 cm.
Cabañas del Castillo / Cáceres / Siglo VII a.C.
Museo Arqueológico Nacional / Madrid





El ocaso
___________________________________________________________________________

La fascinación ante la riqueza material de los yacimientos de Tartessos sólo tiene pa- ralelo con el hechizo que ejerce su decadencia y posterior olvido. Tartessos desapa- rece de los escritos a finales del siglo VI a.C., herido de muerte por el desbarajuste de los mercados metalíferos que provoca la caída de Tiro en manos de Nabucodonosor. Frenada la exportación y usurpado el estaño por Marsella, la metalurgia tartéssica se colapsó. Y al marasmo económico, le siguió el caos social y político.

Los reyes de Tarsis y de las islas le ofrecerán sus dones...


Sagrada Biblia / II Libro de los Salmos, 72, 10

Todas las copas del rey Salomón eran de oro [...] No había nada de plata, no se hacía caso alguno de ésta en tiempos de Salomón, porque el rey tenía en el mar naves de Tarsis con las de Hiram y cada tres años llegaban las naves de Tarsis trayendo oro, plata, marfil, monos y pavos reales.

Ibídem / Reyes I, 10, 21

Porque los dioses de los gentiles son vanidad: un madero del bosque, obra de manos del maestro que con el hacha lo cortó, con plata y oro lo embellece, plata laminada venida de Tarsis, oro de Ofir; hechura de maestro y de manos de platero; de púrpura violeta y escarlata es su vestido; todos son obra de artesanos. Con clavos y a martillazos los sujetan para que no se tambaleen. Son como espantajos del los campos, que ni hablan. Han de ser transportados, porque no andan. No les tengáis miedo: pues no hacen ni bien ni mal.

Ibídem / Jeremías 10, 3

Los de Tarsis traficaban contigo en gran abundancia productos de toda suerte: en plata, hierro, estaño y plomo te pagaban tus mercancías. [...] Las naves de Tarsis eran las caravanas que traían tus mercancías. Así llegaste a ser opulenta y muy rica en el corazón de los mares.

Ibídem / Ezequiel 27, 12

Levantose Jonás para huir lejos de Yahvé a Tarsis; bajó a Jope y halló un barco que estaba para ir a Tarsis. Pagó el pasaje y entró en él para irse con ellos a Tarsis, lejos de Yahvé.

Ibídem / Jonás 1, 3


___________________________________________________________________________

Suena: Terpandros / Michalis Georgiou

2 comentarios :

Madame Minuet dijo...

Caramba con el rey Salomon, que hasta la plata despreciaba. Se ve que en su corte no habia crisis.

Bisous, monsieur!

Traianeum dijo...

Jejeje... Ya sabéis que siempre han habido clases y clases, madame...

Tened una muy feliz jornada, Doña Diana...

Mil besos, mil...

. . . . . Subir .